sábado, 16 de febrero de 2013

Unas lágrimas demás.

Tal vez eso es lo que debo evitar, que escurran lágrimas en mi cara sin motivo aparente para que aquello suceda sin parar. Pero a veces -simplemente- ando mucho más sensible y tan sólo un par de líneas me puedan hacer caer el humor más allá del suelo.
Sí, puede que sea injusta, y quizá muchos otros adjetivos que no me califiquen muy bien que digamos. Algo así que si te dieran a escogerme, resaltando aquellos defectos, jamás me hubieses escogido...
Sí, soy complicada, tanto, que sé que te molesta. Que ahora me podrás aguantar. Pero no puedo dejar de pensar en que.. ¿y si no cambio, me seguirás queriendo igual.. ? 
unas cuántas lágrimas demás, unas cuántas lágrimas...
"Lo bueno, es que tu sabes en qué estás fallando".- Sí, lo sé. Al menos la persona que me lo dijo no se refería a este contexto, pero en el fondo sí que caló hondo. 
Fallo, en tantas cosas que quizá son hasta incontables. Tantos defectos, que -el problema- es que no tan sólo me afectarán a mi. Quizá lo simple sería convertirme en una linda ermitaña, no tendría que codearme con nadie. No tendría que dar explicaciones a nadie, ni preocuparme de cuán bien, o cuán mal hago sentir a quienes me rodean. 
Trato de hacer lo mejor posible. pero fallo. y quizá muchas -por no decir todas las veces- son mi culpa. ¿Que si me agrada? ¡Obvio que no! ¿Que si lo intento? mmm ¡Claro que si intento cambiarlo!. Supieras cuánto. ¿Entonces, por qué? Porque estoy enamorada, o loca, O quizá será una loca-enamorada. Una enamorada que no quiere caer en la locura, ni de hacer estupideces, ni de actuar como una estúpida que terminará dañando. Pero en el fondo una loca, una actitud loca, que como regla jamás debiese salir a flote y simplemente quedarse ahí, en el fondo, donde no deba salir... pero se escapa.
Tal vez debiese evitar siempre que aflore dicha locura, aunque eso oculte mi "yo", mi yo interno. pero si tuviera una bola mágica que me avise con plena antelación que: "si dejas salir esa pequeña pizca de locura, en verdad no estás enamorando, sino todo lo contrario" Quizá ahí, sí haría caso. Cuando ese yo se oculte, donde debe estar siempre... No debo dejarlo salir, lo sé, ni ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca.. Mil latigazos por salir. Latigazos. Será mi castigo, pero mi castigo interno, no caer en el masoquismo... Aceptado.
Cambiar, intentar, pensar y no hablar apenas sentir.

"te aman", sí, lo sé... Entonces ¡nomásinseguridades?... Lo intento, cada día, lo prometo.

5 comentarios:

  1. Muy buena entrada con un lindo mensaje :D
    Besos^^

    ResponderEliminar
  2. Los pequeños detalles son gestos inesperados por los que este mundo sigue en pie.Happy Saturday

    ResponderEliminar
  3. Cambiar por alguien no es una opción y la locura muchas veces es una gran virtud :)

    ResponderEliminar
  4. Hola! No sé si conoces mi blog, si ya te has pasado, si te gusta o si no, pero en caso de que no lo hayas hecho y desees explorar nuevos horizontes XD XD quedas invitada a visitar, cotillear y criticar mi blog jjejeje. Te espero!!!

    ResponderEliminar

Gracias, por darme a conocer lo que opinas sobre mi escrito ♥
ya pasaré por tu bloog.